Transformación digital para Pymes

 Actualmente, la transformación digital es, para una Pyme, un escalón obligatorio para mejorar su competitividad. Esto implica establecer nuevos valores, manejar otros modelos de relación, adquirir diferentes capacidades e incorporar herramientas inteligentes. Implica aceptar los retos y animarse a los desafíos. 

Para comenzar este proceso es importante  asumir una nueva cultura del riesgo y la oportunidad constante de aprender de la prueba y del error. Pero, por sobre todas las cosas, comprender que es necesario hacer este cambio hoy para asegurar la supervivencia de tu marca o empresa el día de mañana. Apostar por la transformación digital para Pymes implica fusionar tecnología e internet para trabajar mejor y que nuestros clientes puedan ser más rentables de la mano de la digitalización (por ejemplo, que sea más económico conseguirlos).

Esta transición implica un cambio en la forma de trabajar para actualizar y mejorar la capacidad de tu organización. Al digitalizarse, uno de los objetivos principales debe ser el de potenciar la capacidad negocio para satisfacer la experiencia del cliente.

Actualmente, el cliente o consumidor se comunica a través de múltiples canales digitales, ya sea para elegir un producto o servicio, como así también para dar opiniones e influir en la reputación de una empresa. Y, en ese sentido, contar con una presencia digital y herramientas tecnológicas, permite atender consultas o reclamos de forma rápida y eficaz. 

La transformación digital para Pymes implica el uso de la tecnología para conseguir mejoras que puedan transformarse en una ventaja competitiva, convirtiéndose en un instrumento al servicio de la modernización y adaptación a las exigencias de un mercado en permanente ajuste. Por ello, resulta fundamental basarse sobre objetivos previamente definidos. O sea, primero hay que tener en claro lo que se quiere alcanzar y luego elegir los recursos tecnológicos adecuados, y no al revés.

Por último, colocar al cliente en el centro del escenario. El usuario/cliente es el actor principal que cuenta con voz propia y que se comunica a través de múltiples canales, hoy está más empoderado que nunca y tiene una influencia sobre la reputación de tu marca, por lo que es mejor que redefinas todas tus estrategias de branding (o marca), marketing, comunicación y atención al cliente para garantizar esa respuesta omnipresente (aquí) e inmediata (ahora)que tanto reclama.

27 de junio: Día Internacional de las Microempresas, Pequeñas y Medianas Empresas

Todos nos merecemos un día para celebrar nuestra profesión. Por ello la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) reconoció el valor de estas compañías y estableció en 2017 que cada 27 de junio se celebrará el Día Internacional de las  Microempresas, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPymes). Esta iniciativa fue impulsada por la Misión Permanente de la República Argentina ante las Naciones Unidas, durante la 61ª Conferencia del Consejo Internacional de la Pequeña Empresa. 

Generalmente, cuando hablamos de empresas, la gente suele pensar en grandes e “importantes” corporaciones. Pero, la realidad es que las micro, pequeñas y medianas empresas representan más del 97% del total de las empresas en el mundo y generan entre el 60 y 70% del empleo a nivel global.
Las MiPymes cuentan con un número reducido de trabajadores (menos de 250 personas) y un volumen de facturación moderado. Son la base de cualquier país en vías de desarrollo capitalista moderno, porque generan empleo e ingresos importantes y juegan un papel importante en la reducción de la pobreza. 

Sin embargo, a pesar de generar empleo, las MiPymes tienen que enfrentarse a muchos obstáculos en cuanto a su funcionamiento y crecimiento diario. Una de las principales dificultades que afecta a estos pequeños negocios, es el acceso a la financiación. Además, esta problemática es aún mayor para las empresas informales.

Esta celebración busca el reconocimiento de todos los emprendedores y pequeños empresarios que emplean a un gran número de ciudadanos, que vencen obstáculos todos los días y que forman parte de la innovación y el desarrollo de un país. Si -como nosotros- tenés una MiPyme, te deseamos un feliz y merecido Día. 


¿Cómo evitar que tus mails caigan en spam?

Los correos electrónicos pueden ser un canal eficaz para llegar a los clientes. Sin embargo, los mails que enviamos pasan por una serie de filtros que producen que cada vez más mensajes terminen en la carpeta de spam. Para evitar estos problemas de entrega, se recomienda:

:: Prestar atención a la redacción: uno de los motivos que cataloga a un mensaje como “no deseado”, es el uso excesivo de mayúsculas, signos de admiración, interrogación, y el uso de símbolos y caracteres especiales.

:: Evitar ciertas palabras clave: se aconseja no usar términos como gratis, 100% gratis, rebaja, regalo, inversión gratis, gana por semana, gana dinero extra, entre otros.

:: No escribir un asunto extenso: los asuntos de más de 50 caracteres pueden marcarse como SPAM. Además, los primero 20 caracteres son los que captarán -o no- la atención del lector. Evitá el uso de símbolos y signos, especialmente este: $.

:: Equilibrar la cantidad de imágenes y texto: los filtros anti-spam detectan rápidamente si incluís tu mensaje dentro de una o varias imágenes. Así, los correos con una única fotografía o muchas, con poco texto,  pueden ser rápidamente marcados como no deseado. No obstante, existen plataformas que permiten usar plantillas prediseñadas que cumplen con los requisitos técnicos necesarios.

:: No agregar adjuntos en el mail: inserta un call to action o llamado a la acción que invite a los remitentes a descargar ese contenido.

:: Incluir en tu firma, tu dirección física y cómo darse de baja de esa lista de envío. Si tus mensajes de email marketing no tienen esa información, activarán los filtros de spam.

Es evidente que la forma más adecuada de asegurarse la llegada de mails,  es no hacer spam. Esto no sólo incrementará tus ventas, sino que dañará la reputación de tu marca.