Persat, la compañía digital que logró invertir la ecuación entre salir a buscar clientes y atender a los que les llegan

Persat es una empresa de desarrollo de software creada por 3 jóvenes argentinos que en 2012 se unían para presentar su proyecto final en la universidad. Ese fue el puntapié inicial en el que surge esta idea -pionera para la época- de ayudar a cierto segmento de PyMEs a transformarse digitalmente.

Tras la presentación exitosa del proyecto, que además les trajo como resultado sus dos primeros clientes, los estudiantes deciden avanzar con su emprendimiento y llevarlo a cabo en el mundo real.

Su objetivo, desde el inicio, consistió en integrar en una sola herramienta varias soluciones que permiten a las pequeñas y medianas empresas, gestionar y administrar sus recursos móviles.

Su foco siempre estuvo puesto en 3 tipos de negocio: logística, equipos de vendedores de calle y técnicos de calle.

Independientemente de su tarea específica, los 3 comparten algo en común: tienen una misión que desempeñar mediante cierto recorrido, ya sea entregar paquetes, visitar sucursales vendiendo cierto producto o recorrer domicilios reparando u ofreciendo algún tipo de servicio.

De esta manera, para todos ellos es sumamente útil tener armado ese recorrido en base a un mapa de ruta, contar con sus papeles digitalizados (remitos, órdenes de trabajo, o la documentación que requieran), además de que se pueda establecer fácilmente el contacto con el cliente final y por último, que la empresa pueda llevar un control de lo sucedido, así como obtener reportes y estadísticas sobre sus resultados, algo absolutamente complejo de obtener sin pasar por un proceso digital.

Hoy en día, la PyME que comenzó por un proyecto universitario, opera para toda Latinoamérica, contando con una estructura de 15 empleados fijos y otros tantos externos que colaboran desde distintos países y se enfocan en diversas tareas.

Claro está que se trata de un grupo de pioneros e innovadores que no solo forman parte de la era digital sino que logran colaborar con su desarrollo y transformarla, conquistando nuevos desafíos.

Según cuenta Maximiliano, uno de los socios, siempre se valieron del mundo online para generar acciones de marketing conocidas como “outbound”. Esto implica salir a buscar nuevos clientes mediante distintas estrategias como envío de e-mails, contacto de referidos, publicaciones en redes sociales o generación de contenidos. Así es como Persat avanzó en todas estas acciones y ya desde hace años posee su propio canal de Youtube, perfiles en Facebook y Linkedin y, por supuesto, su página web.

Sin embargo, aun habiendo implementado todo este tipo de acciones, hace algunos años detectaron la necesidad de atraer a posibles clientes que estuvieran buscando sus servicios. Los jóvenes notaron que hacían grandes esfuerzos -aún siendo mediante el uso de herramientas digitales- para buscar clientes que se interesen por su oferta, pero aún así se estaban perdiendo la posibilidad de dar con aquellas PyMEs que estuvieran efectivamente buscando una propuesta como la que ellos pueden brindar.

Ya no se trataba de salir a buscar, sino de captar a quienes buscan. Fue a raíz de esta idea que decidieron comenzar a implementar Google Ads (publicidad en Google), entendiendo que allí se concentran la mayoría de las búsquedas (sugerimos ver el artículo “¿Qué busca la gente en Google y cómo lo busca?).

Sin embargo, sus primeros intentos fueron frustrados. Aún teniendo su campaña en Google, no lograban atraer posibles nuevos clientes que realmente se interesaran por su producto digital.

Muchas veces, según analiza Maxi, las keywords (palabras claves utilizadas para llegar a su landing page -ver también ¿Qué es y para que sirve una “landing page”?-) no eran las adecuadas y terminaban recibiendo visitas de gente que en realidad buscaba algo distinto a lo que ellos ofrecían. De esta manera perdían casi la totalidad de su inversión en generar contactos que no les eran útiles y no contribuían al crecimiento de su negocio.

En su afán por seguir intentando avanzar por este camino, fue que conocieron Engeni y decidieron probar con su solución GEO.

“La forma en la que el equipo de GEO logró entender cómo segmentar las campañas, fue clave para dar en la tecla. Ellos se acercaron a nuestras oficinas para escuchar en detalle sobre nuestro negocio y captaron perfectamente que teníamos que avanzar en varias direcciones en simultáneo.”

Maximiliano, Dueño de Persat

Haciendo una evaluación de su recorrido, Maxi deduce que, si no das con el equipo de gente adecuado, que tenga un conocimiento real de lo que implica gestionar campañas en Google, es muy factible que los resultados no sean buenos y probablemente eso lleve a la frustración de muchas PyMEs. En su caso, mantuvieron la convicción de seguir buscando hasta que finalmente encontraron a los expertos. “Desde que arrancamos con Engeni fueron directo al hueso y en la medida que las campañas iban teniendo éxito, fuimos generando cada vez más. Hoy tenemos alrededor de 12 campañas distintas, una apuntada a logística, la otra a vendedores, una especial para México y así… según lo que necesitamos transmitir para cada público, las campañas están perfectamente enfocadas y eso hace que realmente lleguemos a aquellos que nos están buscando.”

Maxi comenta que previamente, los esfuerzos por salir a buscar clientes, hacer llamados, ubicar bases de datos para enviar e-mails con propuestas atractivas, era algo cotidiano. Hoy en día, asegura que entre el 40 y el 50% de los contactos recibidos mensualmente son a través de GEO y eso se traduce en que la mitad de las ventas de la empresa llegan mediante este canal. “La ecuación se dio vuelta totalmente” asegura, “antes el fuerte era salir a buscar y ahora es atender a los contactos que nos llegan”.

También recuerda que el momento de implementar GEO fue muy ágil, en unos pocos días tenían sus primeras campaña funcionando, mientras que en sus experiencias anteriores les habían enviado folletos y cuestionarios larguísimos para comenzar con el proceso de implementación.

GNTL Group: la PyME que logró delegar su campaña digital para seguir dedicándose a sus tareas diarias

GNTL Group es una empresa mexicana dedicada a la consultoría y gestoría de protección civil que ya lleva 10 años de trayectoria en el mercado, operando en todos los estados de la República.

Su tarea es considerada esencial, dado que toda compañía, tienda, institución educativa, restaurante, oficina y cualquier espacio donde pueda circular gente, debe contar con la aprobación gubernamental que ofrece -entre otros servicios- GNTL Group.

Sus dueños son Georgina y su esposo, dos emprendedores que luego de trabajar durante largo tiempo en relación de dependencia, dedicándose a esta materia pero en empresas ajenas, decidieron apostar al proyecto propio y empezar desde cero.  

Así fue como, según cuentan, comenzaron a buscar clientes en una ardua tarea de visitas a compañías y comercios de todo tipo, organizando reuniones para presentar tu trabajo y transmitir su profesionalismo: “Antes era todo a la vieja escuela, ´publicidad calle´, caminar y ofrecer tus servicios, hacer presentaciones presenciales…”, transmite Georgina con cierto pesar.

Tras 5 años de trabajar de esa manera, allí por el 2016, ellos observaron que tener presencia digital era clave para alivianar su tarea diaria e imponer su impronta como PyME dentro del mercado mexicano.

“Si no tienes una web, no eres como una empresa formal.”

Georgina, dueña de GNTL Group

Así es como comenzaron a buscar ayuda, desde el desconocimiento en el tema, para implementar rápidamente no solo una página web propia sino también una campaña digital, donde lograr que aquellos que buscan su oferta puedan encontrarlos fácilmente.

Compararon costos y propuestas, hasta convencerse de que la solución GEO by Engeni era óptima para su negocio.

Rápidamente, en tan solo un par de días, según comenta Georgina, GNTL Group tenía su propia landing page (si no sabes de qué se trata, mira el artículo “¿Qué es y para qué sirve una Landing Page?”) y su campaña de publicidad en Google.

Ella recuerda el proceso de implementación como algo completamente sencillo, que no requirió de ningún esfuerzo para ellos, lo que resultó totalmente aliviador dado que, como sucede en cientos de comercios y PyMEs, ellos trabajan solos. Son ellos mismos quienes salen a buscar clientes, cotizan el trabajo, lo llevan a cabo y controlan todo el proceso administrativo y contable. Su tarea es completa de principio a fin, por lo que estar preocupándose por gestionar o llevar adelante una campaña digital -algo de lo que no conocen en profundidad- les hubiera resultado imposible.

Así es como encontraron en Engeni y en el equipo de expertos que sigue su campaña, un gran aliado en quienes delegar esta tarea, sintiendo un “apoyo constante”, tal como Georgina lo califica.

Es hasta el día de hoy que la PyME dedicada a atender empresas y comercios de todo tipo, desde las más grandes multinacionales hasta pequeñas tiendas manejadas por sus dueños, sostienen su campaña digital, valorando la facilidad que les ha brindado. “Nos facilita el trabajo porque nos llega directamente la información del cliente que nos está necesitando, luego sigue la labor de venta que ya debe ser personalizada, pero ya hemos dejado de hacer ese trabajo de calle que tanto tiempo nos llevaba en otra época.”

Gracias a esta modalidad en la que esta pareja de emprendedores logró delegar en expertos, la gestión de su campaña digital, es que pueden seguir generando nuevos clientes, logrando que su negocio siga creciendo día a día.

Ross, la mujer que emprendió su propia red y lidera el negocio de ventas Natura en México

Esta es la historia de Rocío Acosta, una mujer emprendedora que en marzo de 2017 tomó la difícil decisión de abandonar su puesto de trabajo fijo -en relación de dependencia- para emprender su propio negocio como fundadora de Red Omega, una red de distribuidoras Natura que opera en todo el país. Aquí compartimos su enriquecedora experiencia.

Ross -como le dicen- era una joven mexicana de 21 años cuando entró a trabajar a Natura (la empresa de cosméticos brasilera que opera en más de 70 países), con grandes aspiraciones y ganas de crecer. Luego de que le otorgaran la posibilidad de vivir un año en Brasil y de conocer en profundidad los productos y el negocio, regresó a México y para sus 23 años ya tenía un puesto Gerencial y un equipo a su cargo. Poco tiempo después, tomó la Dirección de Innovación Comercial de la compañía, con el objetivo de cambiar el modelo de negocios, pasando de ser una empresa de venta “mononivel” a “multinivel”.

Para quienes no estén familiarizados con estos términos, va una breve explicación: Una empresa multinivel o de network marketing, es un negocio que está formado por una red de vendedores independientes (también llamados líderes o distribuidores) que generan ingresos por la venta directa de productos de determinada compañía -en este caso Natura-, pero también por la venta de los vendedores que integren sus redes de afiliados.De esta forma, hay dos elementos esenciales que hacen crecer el rendimiento de la empresa:

  • La venta directa: Consiste en ir directamente a los potenciales clientes y venderles el producto o servicio.
  • La creación de redes de distribuidores o líderes: Se trata de invitar a otras personas a participar en el negocio multinivel, para que pasen a formar parte de su red.

Ese fue el desafío por el que pasó Ross desde su cargo de Directora, colaborando con el crecimiento acelerado de Natura México para posicionar a la compañía como de una de las redes de mercadeo multinivel más grandes del territorio.

Sin embargo, superado el desafío y con nuevas metas por delante, la Directora más joven de Natura comenzó a pensar que luego de varios años dedicados a la empresa y ya con hijos pequeños, el equilibrio entre su vida laboral y estaba quedando desequilibrado.

El tiempo destinado a su cargo era mucho y muy intenso, quitando tiempo incluso del personal y familiar que para ella resulta tan importante.

Sin ánimos de abandonar todo aquello que había aprendido, adquirido e incluso le había apasionado, en la empresa que le permitió crecer y formarse profesionalmente, Ross comenzó a pensar cuál sería la mejor forma de encontrar ese equilibrio entre su vida personal y profesional.

Ese fue el detonante principal para tomar la decisión de emprender. “La gente a mi alrededor, que me había visto disfrutar tanto de mi trabajo en Natura, me preguntaba si realmente estaba decidida a dejar el mundo corporativo; se sorprendían al verme tomar aquella determinación luego de tantos años en un mercado laboral en el que crecí y aprendí tanto”.

Es entonces cuando en el año 2017, Ross funda Red Omega con el propósito de capitalizar todos sus conocimientos del modelo multinivel y de los productos Natura, liderando su propia red de afiliados.

Así es como decide comenzar de cero y aunque conocía a la perfección el modelo de negocios y la compañía, hoy nos cuenta que su mayor reto no fue únicamente emprender por sus propios medios sino -en este formato de ventas apalancadas- trabajar con la convicción de ser inspiradora para otros, transmitir su liderazgo por su fuerza personal como herramienta principal para ayudar a otros a crecer, encontrando el potencial de cada uno y sacando su mejor versión. “La parte más difícil fue entender cómo trabajar en mí aquella faceta profesional, para ser una inspiración hacia los demás y que luego me sigan por convicción y no por imposición.”

Lo interesante de esto es que desde el primer momento, Ross se propuso lograr lo que ella misma denomina una “expansión rápida”, por eso además de enfocarse en lo que llama su “círculo cálido” (amigos, familiares y conocidos con los que pudiera establecer un contacto personal directo), decidió implementar GEO by Engeni con el fin de tener de inmediato un lugar en internet y de posicionarse en las búsquedas de Google. De esta manera, lograría que sus contactos no sean sólo los que ella pudiera buscar o conseguir sino también alcanzar a aquellos interesados en ser Líderes o Vendedores (conocidos como Consultores Natura) que ella no conocía y permitir que la encuentren fácilmente.

Su filosofía es clara “Tú decides el ritmo”, dice con total seguridad, “quieres crecer poquito, quieres crecer rápido, quieres comerte el mundo… creo que en los momentos en donde menos tienes y donde más incertidumbre hay, es cuando tienes que ser más agresivo. Mucha gente piensa ‘déjame ganar algo más de dinero o deja que me estabilice para invertir’ y yo creo al revés, cuando la cosa está difícil es cuando debes invertir para poder crecer”. Por eso, Ross no solo se dedicó a difundir su emprendimiento a todo su círculo, organizando reuniones y buscando referidos, sino que atacó directamente a los “contactos fríos”, aquellos desconocidos que les podía interesar el universo de Natura y la propuesta de entrar en su red de mercadeo.

Ella reconoce que haber tenido su lugar en internet desde el principio fue lo que le permitió lograr un crecimiento agresivo.

Pero no se detuvo ahí, sus ambiciones y la gratificación de ver el desarrollo de su negocio fueron por más. Al poco tiempo de iniciar con Red Omega y ver los resultados, le propuso a su esposo ser parte de su red promoviendo también su campaña con presencia digital mediante la solución GEO, y lo mismo hizo con una de sus amigas más cercanas. Los resultados fueron mejor de lo esperado. “En 2018 crecimos más del 100% apoyándonos en GEO”. Así es como entendió que los propios afiliados a su red, aquellos que tuvieran la ambición de expandirse rápidamente como ella lo hizo, también podrían utilizar la plataforma.

Hoy, cuatro años después de haber iniciado su camino emprendor, Ross cuenta con orgullo los números alcanzados. “Tengo cerca de 10.000 afiliados a mi red de líderes Natura y todo es parte de mi negocio”.

Estimando un promedio de contactos semanales únicamente de su campaña online, cree recibir unos 50 contactos por mes a los que su asistente llama para contarles en profundidad la propuesta y alrededor de un 20 o 30% comienzan a ser parte de Red Omega.

Finalmente, Ross se muestra determinante en relación a la forma de encarar cualquier tipo de negocio en la actualidad y sobre todo tras la pandemia provocada por el COVID-19. “El 2020 fue clave para entender que la forma tradicional de contactar a la gente ya murió, ya ni siquiera puedes pararte a repartir flyers en la calle porque nadie los agarra, ni hacer reuniones grupales, los formatos antiguos no existen más.” Se muestra convencida de que a partir de la pandemia es muy difícil crecer sin tener un lugar en internet. “Hoy en día es muy complejo crecer sin estar en plataformas online. Ese fue un diferencial fuerte cuando yo comencé porque no todos estaban ahí pero ahora creo que quienes no utilizan internet como herramienta para su crecimiento, realmente van a un paso mucho más lento, la diferencia entre estar y no estar se hace demasiado evidente para los resultados y la evolución de cualquier tipo de negocio”.

Además, cree que hoy en día hay que ser creativo e inteligente para competir y los que no se actualizan, se quedan por el camino. “Así como mi abuelita ahora hace las compras por internet, tuvo que aprender a hacerlo, a la gente que hoy no está en plataformas online le cuesta mucho más poder evolucionar. Mi sugerencia es que todos deberían aprender o por lo menos informarse para ser parte del mercado y del universo digital. Después ya entran otras acciones y estrategias de cuán agresivo quieras ser en tu desempeño, pero si no estás ahí, se hace muy difícil hoy en día seguir creciendo”.

Así que ya sabes, si aun no has dado el salto a la era digital y quieres hacerlo, o si lideras una empresa multinivel y te preguntas cómo el universo online puede potenciar tu trabajo y el de tu red, aquí está GEO para ayudarte.