Transformación digital para Pymes

 Actualmente, la transformación digital es, para una Pyme, un escalón obligatorio para mejorar su competitividad. Esto implica establecer nuevos valores, manejar otros modelos de relación, adquirir diferentes capacidades e incorporar herramientas inteligentes. Implica aceptar los retos y animarse a los desafíos. 

Para comenzar este proceso es importante  asumir una nueva cultura del riesgo y la oportunidad constante de aprender de la prueba y del error. Pero, por sobre todas las cosas, comprender que es necesario hacer este cambio hoy para asegurar la supervivencia de tu marca o empresa el día de mañana. Apostar por la transformación digital para Pymes implica fusionar tecnología e internet para trabajar mejor y que nuestros clientes puedan ser más rentables de la mano de la digitalización (por ejemplo, que sea más económico conseguirlos).

Esta transición implica un cambio en la forma de trabajar para actualizar y mejorar la capacidad de tu organización. Al digitalizarse, uno de los objetivos principales debe ser el de potenciar la capacidad negocio para satisfacer la experiencia del cliente.

Actualmente, el cliente o consumidor se comunica a través de múltiples canales digitales, ya sea para elegir un producto o servicio, como así también para dar opiniones e influir en la reputación de una empresa. Y, en ese sentido, contar con una presencia digital y herramientas tecnológicas, permite atender consultas o reclamos de forma rápida y eficaz. 

La transformación digital para Pymes implica el uso de la tecnología para conseguir mejoras que puedan transformarse en una ventaja competitiva, convirtiéndose en un instrumento al servicio de la modernización y adaptación a las exigencias de un mercado en permanente ajuste. Por ello, resulta fundamental basarse sobre objetivos previamente definidos. O sea, primero hay que tener en claro lo que se quiere alcanzar y luego elegir los recursos tecnológicos adecuados, y no al revés.

Por último, colocar al cliente en el centro del escenario. El usuario/cliente es el actor principal que cuenta con voz propia y que se comunica a través de múltiples canales, hoy está más empoderado que nunca y tiene una influencia sobre la reputación de tu marca, por lo que es mejor que redefinas todas tus estrategias de branding (o marca), marketing, comunicación y atención al cliente para garantizar esa respuesta omnipresente (aquí) e inmediata (ahora)que tanto reclama.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *