Campañas en Google: ¿Por qué es el canal más efectivo de ventas?

La plataforma de anuncios de Google lidera el mercado de ventas online. Gracias a sus servicios, los anuncios pueden ser destacados para un público segmentado, lo que permite invertir en una audiencia relacionada con tu negocio. 

Google Ads (también conocido como Google Adwords) es la plataforma publicitaria del propio buscador que permite ganar visibilidad e incrementar consultas y/o ventas (conversiones). En ese sentido, uno de los objetivos más importantes de una Pyme o empresa es generar ventas y oportunidades de ventas. Y Google Ads es un canal muy efectivo de ventas. ¿Por qué? Porque cuando alguien está buscando algo en Google, la probabilidad de encontrar lo que necesita es muy alta… como así también lo es su intención de comprarlo.

La plataforma ofrece a las empresas diferentes tipos de anuncios pensados para adaptarse a las necesidades de cada tipo de negocio, y aparecer en las búsquedas específicas de cada cibernauta. Esto quiere decir que la plataforma cuenta con una capacidad de segmentación. Gracias a esto, se pueden configurar distintos “filtros” que permitirán captar a tu audiencia objetiva. 

A su vez, si lo que tu empresa necesita es ventas pero también visibilidad, estas campañas permiten que tu negocio se posicione digitalmente. Es ahí donde tu marca puede aumentar la cartera de potenciales clientes, ya sea para concretar ventas a través de tu página web o, en caso de contar con una tienda física, atraerlos hacia ella. 

Las campañas en Google son una herramienta de publicidad efectiva donde las empresas pueden beneficiarse de las millones de búsquedas que hacen los usuarios diariamente. Así, brinda la oportunidad de convertir a estos usuarios en potenciales clientes. Si tu marca necesita aumentar sus ventas o posicionarse estratégicamente, contactanos y te contamos cómo podemos ayudarte. 

Transformación digital para Pymes

 Actualmente, la transformación digital es, para una Pyme, un escalón obligatorio para mejorar su competitividad. Esto implica establecer nuevos valores, manejar otros modelos de relación, adquirir diferentes capacidades e incorporar herramientas inteligentes. Implica aceptar los retos y animarse a los desafíos. 

Para comenzar este proceso es importante  asumir una nueva cultura del riesgo y la oportunidad constante de aprender de la prueba y del error. Pero, por sobre todas las cosas, comprender que es necesario hacer este cambio hoy para asegurar la supervivencia de tu marca o empresa el día de mañana. Apostar por la transformación digital para Pymes implica fusionar tecnología e internet para trabajar mejor y que nuestros clientes puedan ser más rentables de la mano de la digitalización (por ejemplo, que sea más económico conseguirlos).

Esta transición implica un cambio en la forma de trabajar para actualizar y mejorar la capacidad de tu organización. Al digitalizarse, uno de los objetivos principales debe ser el de potenciar la capacidad negocio para satisfacer la experiencia del cliente.

Actualmente, el cliente o consumidor se comunica a través de múltiples canales digitales, ya sea para elegir un producto o servicio, como así también para dar opiniones e influir en la reputación de una empresa. Y, en ese sentido, contar con una presencia digital y herramientas tecnológicas, permite atender consultas o reclamos de forma rápida y eficaz. 

La transformación digital para Pymes implica el uso de la tecnología para conseguir mejoras que puedan transformarse en una ventaja competitiva, convirtiéndose en un instrumento al servicio de la modernización y adaptación a las exigencias de un mercado en permanente ajuste. Por ello, resulta fundamental basarse sobre objetivos previamente definidos. O sea, primero hay que tener en claro lo que se quiere alcanzar y luego elegir los recursos tecnológicos adecuados, y no al revés.

Por último, colocar al cliente en el centro del escenario. El usuario/cliente es el actor principal que cuenta con voz propia y que se comunica a través de múltiples canales, hoy está más empoderado que nunca y tiene una influencia sobre la reputación de tu marca, por lo que es mejor que redefinas todas tus estrategias de branding (o marca), marketing, comunicación y atención al cliente para garantizar esa respuesta omnipresente (aquí) e inmediata (ahora)que tanto reclama.

Landing Page: ¿qué es y cómo funciona?

Las pequeñas y medianas empresas encuentran en el ciberespacio una estrategia digital importante para poder competir con grandes multinacionales. Una landing page es una herramienta fundamental de esta estrategia, es un sitio web al que queremos que un potencial cliente se dirija para realizar una determinada acción.

Una landing page, o página de aterrizaje, es un sitio diseñado con un objetivo único y particular, como puede ser convertir visitantes en leads (datos de potenciales clientes). Y, que esta landing esté bien posicionada en los motores de búsqueda, -como Google- es clave para obtener buenos resultados.

La construcción de esta herramienta está definida por un conjunto de elementos que puedan hacer de tu página una conversión de usuarios a potenciales clientes. Uno de los primeros elementos a tener en cuenta es el título. Éste debe debe ser llamativo, y a continuación se aconseja mostrar las ventajas o beneficios del producto o servicio en cuestión, siempre haciéndolo de forma breve y sencilla. Es importante también incluir un Call To Action (CTA) o “Llamado a realizar una Acción”  , mediante el uso de verbos cautivadores que le digan al usuario los pasos a seguir (Consultar, Enviar, Comprar, Cotizar, etc)

Existen varios tipos de landing pages que pueden crearse a través de una estrategia de marketing, dependiendo de la finalidad de cada empresa:

  1. Landing Page Viral: tiene como objetivo captar la atención acerca del producto o servicio ofrecido, usando recursos llamativos como videos o juegos.
  2. Landing Page Microsite: fusiona las características de sitio corporativo y landing page. Su estructura es parecida a una página web pero se presenta de una forma más sencilla para facilitar la interacción del potencial cliente. Generalmente es utilizada para campañas que conlleven un poco más de información, como un evento o estreno.
  3. Landing Page de Producto: describe toda la información posible acerca de un producto o servicio específico. Se utiliza para aumentar la confianza del consumidor ofreciéndole todos los detalles que necesita para realizar una compra segura.
  4. Click-through: es la página más básica y con una estructura sencilla. Se aplica para intentar convencer al potencial comprador de que adquiera un producto o servicio. Cuenta con un botón para persuadir al usuario a que busque más información.
  5. Landing page de captura de leads: este tipo de página busca obtener los datos del usuario por medio de un formulario.

Aunque las estructuras puedan variar, el objetivo primordial de esta herramienta digital es convertir a un visitante en algo más. Para ello, los consejos mencionados anteriormente pueden servirte de mucha utilidad. Sin embargo, el asesoramiento de un experto y trabajar cotidianamente en mejorar tu página, es lo que te permitirá captar una mayor cantidad de leads y, probablemente, aumentar tus ventas.