Storytelling: ¿Qué es y cómo usarlo para vender?

El storytelling es el uso de historias para vender e interpelar a potenciales interesados. En ese sentido, es importante saber cómo abordarlo para usarlo en el marketing de las pymes, saber por qué funciona y cómo empezar a ponerlo en práctica. Este recurso se basa en el uso de historias para vender, gracias a su enorme capacidad de persuasión. 
Puede suceder que elijas historias literales para así contarlas en un momento determinado de la venta. Sin embargo, no es sólo durante la venta cuando se usa esta táctica: siempre se cuenta una historia a través de nuestro producto, nuestro negocio y nuestro marketing, aunque no siempre se de cuenta de eso. Lo más importante sobre el storytelling en marketing es esto: siempre estamos contando una historia. Así que mejor será que contemos la adecuada para vender más.

El storytelling funciona porque es una venta que involucra un proceso emocional. Por eso es importante ser originales, crear emociones y no repetir frases o estrategias trilladas. Y para generar emociones, no hay nada mejor que contar una historia y que ésta pueda ser empática (o aspiracional, dependiendo la estrategia) con nuestro potencial audiencia.
Cuando se trata de marketing y venta directa, las historias más acertadas son las de “antes y después”. Es la técnica más efectiva para concretar una venta, y por eso es necesario dominar por completo esta forma de contar, ya que se mostrarán dos aspectos, dos lados opuestos, y eso despertará interés en el potencial cliente, ya que se sentirá identificado con el protagonista. 
Por ejemplo, si tu empresa se dedica a hacer reformas del hogar, podés mostrar una casa en estado ruinoso. Luego, presentás cómo quedó el lugar después de tus servicios:una casa linda, prolija, renovada. Nuevamente despertarás emociones en el cliente.
De todas maneras no siempre tienen que ser imágenes, la historia puede contarse verbalmente, o puede ser escrita. Sin embargo, es recomendable reforzarla con elementos visuales. 

El objetivo de la historia de “antes y después” es que el cliente vea en su cabeza cómo se aplica todo eso en su caso. Las historias que nos creamos en nuestra cabeza son las que nos convencen para comprar, al despertar las emociones adecuadas.
Cuando te muestran una casa y te dicen que proyectes cómo quedaría tu habitación, y lo hacés, vas generando emociones y querés conseguir esa casa si las que afloran son lo bastante atractivas.

Es muy difícil convencer a nuestra potencial audiencia de que adquiera nuestro producto o servicio. Por eso, el objetivo de persuadir con el storytelling en Marketing es crear historias lo bastante buenas como para que sea el cliente quien se se convence a sí mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *