Landing Page: ¿qué es y cómo funciona?

Las pequeñas y medianas empresas encuentran en el ciberespacio una estrategia digital importante para poder competir con grandes multinacionales. Una landing page es una herramienta fundamental de esta estrategia, es un sitio web al que queremos que un potencial cliente se dirija para realizar una determinada acción.

Una landing page, o página de aterrizaje, es un sitio diseñado con un objetivo único y particular, como puede ser convertir visitantes en leads (datos de potenciales clientes). Y, que esta landing esté bien posicionada en los motores de búsqueda, -como Google- es clave para obtener buenos resultados.

La construcción de esta herramienta está definida por un conjunto de elementos que puedan hacer de tu página una conversión de usuarios a potenciales clientes. Uno de los primeros elementos a tener en cuenta es el título. Éste debe debe ser llamativo, y a continuación se aconseja mostrar las ventajas o beneficios del producto o servicio en cuestión, siempre haciéndolo de forma breve y sencilla. Es importante también incluir un Call To Action (CTA) o “Llamado a realizar una Acción”  , mediante el uso de verbos cautivadores que le digan al usuario los pasos a seguir (Consultar, Enviar, Comprar, Cotizar, etc)

Existen varios tipos de landing pages que pueden crearse a través de una estrategia de marketing, dependiendo de la finalidad de cada empresa:

  1. Landing Page Viral: tiene como objetivo captar la atención acerca del producto o servicio ofrecido, usando recursos llamativos como videos o juegos.
  2. Landing Page Microsite: fusiona las características de sitio corporativo y landing page. Su estructura es parecida a una página web pero se presenta de una forma más sencilla para facilitar la interacción del potencial cliente. Generalmente es utilizada para campañas que conlleven un poco más de información, como un evento o estreno.
  3. Landing Page de Producto: describe toda la información posible acerca de un producto o servicio específico. Se utiliza para aumentar la confianza del consumidor ofreciéndole todos los detalles que necesita para realizar una compra segura.
  4. Click-through: es la página más básica y con una estructura sencilla. Se aplica para intentar convencer al potencial comprador de que adquiera un producto o servicio. Cuenta con un botón para persuadir al usuario a que busque más información.
  5. Landing page de captura de leads: este tipo de página busca obtener los datos del usuario por medio de un formulario.

Aunque las estructuras puedan variar, el objetivo primordial de esta herramienta digital es convertir a un visitante en algo más. Para ello, los consejos mencionados anteriormente pueden servirte de mucha utilidad. Sin embargo, el asesoramiento de un experto y trabajar cotidianamente en mejorar tu página, es lo que te permitirá captar una mayor cantidad de leads y, probablemente, aumentar tus ventas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *