Google Ads: consejos claves para no caer en la desilusión

Si has llegado a este artículo es posible que sucedan dos cosas: o estás interesado en investigar más sobre Google Ads y saber si realmente será útil para ti, o ya eres parte de nuestra red de lectores y sigues con atención los artículos que creamos para ayudarte a ti y a otros comerciantes, empresarios, profesionales y emprendedores de Latinoamérica. En ambos casos, esperamos poder orientarte y despejar tus dudas acerca de esta famosa herramienta digital que desde hace unos años está en auge.

Como primer paso, es importante saber -a grandes rasgos- en qué consiste Google Ads: Se trata de la mayor red publicitaria del mundo por su cantidad de anunciantes (empresas, profesionales y negocios que utilizan su servicio) y por inversión de dinero destinado a la generación de campañas digitales de publicidad.

Es fundamental entender que cualquier empresa, negocio o proyecto, independientemente del presupuesto, el tamaño, o la industria a la que pertenezca, tiene la oportunidad de publicitarmedianteeste tipo de anuncios de Google.

En caso de que aun no lo hayas hecho, te sugerimos complementar la lectura de esta nota con el artículo ¿Qué busca la gente en Google y cómo lo busca? donde exponemos una breve explicación de por qué los anuncios en Google se han convertido en una de las soluciones claves, tanto para las grandes empresas como para millones de PyMEs y negocios.

Lo cierto es que, luego de entender por qué la mayoría de la gente a nivel mundial utiliza Google como motor de búsqueda para todo tipo de servicio o producto que necesite, es fácil deducir el motivo por el que los anuncios en Google funcionan exitosamente para cientos de empresas grandes, medianas y pequeñas.

En este caso, nos centraremos en lo que refiere a la Red de Búsqueda de Google o Google Search Ads (no así en la Red de Display de Google que implica el despliegue de un banner y contempla otro tipo de ejecuciones).

Para simplificar esta idea en una oración, digamos que anunciar mediante Google Ads es “poner a tu negocio exactamente en el lugar donde lo están buscando, en el momento que lo están buscando”.

Sin embargo, en contra de lo que muchos creen, no podemos escapar a una realidad: no a todas los negocios les funciona. La verdad es que también existen los casos de quienes lo han intentado y han fracasado con el uso de esta herramienta, llegando a sentirse frustrados con la idea de “¿cómo puede ser que a todos les resulte provechoso menos a mí?”.

Por eso es que aquí compartimos algunos puntos que pueden ser motivo del fracaso de una campaña, de manera que sean tenidos en cuenta para evitar caer en la desilusión:

  1. Producto o servicio muy específico

Existen los casos en los que la oferta se trata de algo muy puntual que en general la gente no suele buscar o busca muy poco. En este caso, al haber poca tracción sobre el anuncio (pocas búsquedas relativas al tema) es probable que el mismo no se despliegue fácilmente. Dichos en otras palabras, al haber pocas búsquedas relativas al tema, el anuncio no se visibiliza.

La sugerencia en estos casos consiste en diversificar las publicaciones utilizando no solo Google, sino también tener un sitio web, perfil en redes sociales, aparecer en Google Maps y en diversos directorios, apuntando a lo que se denomina una estrategia de aparición orgánica (SEO) que logre complementar el anuncio pautado.

2. Zona limitada de actividad

Otra de las pautas a tener en cuenta al delimitar mi campaña es el área geográfica a la que mi producto o servicio puede abarcar. Por ejemplo, si ofrezco la venta de un producto con entrega únicamente en la ciudad de Méxido DF, de nada serviría que mi anuncio lo visualice gente que se encuentra en la Rivera Maya.

Si mi anuncio no tiene delimitada su área de cobertura en relación al servicio que brinda o el producto que ofrece, muchos de los clicks que reciba seguramente no serán de utilidad, sino por el contrario tendré que perder el tiempo respondiendo mensajes que indican que no puedo brindar la solución esperada.

Incluso puede suceder que mi radio de acción sea muy acotado. Supongamos que tengo un autoservicio en un pueblo arriba de una montaña. Difícilmente mucha gente se disponga a buscar en Google dónde hay un autoservicio en ese lugar. En este caso debo asumir que Google Ads no representa una herramienta útil para mí, ya que es muy probable la mayoría de los habitantes conozcan el negocio y de lo contrario, con el boca en boca alcance, por lo que Google no me aportaría valor al pagar (sin embargo debería sí o sí estar presente en Google Maps, para cuando un visitante pase y busque dónde puede comprar mis productos, me encuentre fácilmente, además no tiene ningún costo).

3. Horarios de actividad

Una gran posibilidad que brinda Google Ads, es programar los días y horarios en los que queremos que nuestro anuncio aparezca. Por ejemplo, si mi intención es que el interesado, al encontrar mi anuncio, llame por teléfono a mi negocio, y el mismo está abierto de lunes a viernes entre las 9am y 8pm, entonces será fundamental programar mi anuncio para ese horario. De lo contrario, muchos llamarán cuando mi negocio se encuentre cerrado y probablemente los perderé como posibles clientes, dando con el fracaso de mi campaña.

4. Competencia con grandes inversores

Existen los casos en los que una PyME o negocio compite en el mercado con grandes compañías que suelen realizar inversiones millonarias en plataformas digitales. Por ejemplo, tratándose de productores de seguros, sabemos que hay grandes empresas e inclusive bancos, que ofrecen este serivicio.

De ser así, Google Ads es una herramiente que suele no dar buenos resultados para quienes invierten una pequeña suma de dinero, en comparación a lo que puede invertir el resto. Teniendo esto en cuenta, es preferible pensar otro tipo de estrategias.

5. Diferenciación de audiencia

Una de las claves a tener en cuenta al desarrollar una campaña de Google Ads es identificar la audiencia a la que apunto. En algunos casos, existen distintos públicos que se comportan en Google de la misma manera y eso puede interferir en el éxito de mi anuncio.

Veámoslo con un ejemplo: supongamos que tengo una empresa que ofrece servicios de seguridad para edificios, consorcios y demás. Entonces generaré una campaña esperando que los consorcios -entre otros- que buscan este tipo de servicio, hagan click en mi anuncio. Sin embargo, no solo ellos estarán buscando empresas de seguridad, también hay un amplio número de personas buscando trabajo en empresas de seguridad, ya sea por estar desempleados, por interesarse en el rubro o poseer experiencia en el mismo.

Así es como del 100% de la inversión destinada a mi anuncio, es posible que un gran porcentaje de clicks sea consumido por este tipo de usuarios que no tienen interés en contratar mi servicio. De esta manera, recibiré cientos de mensajes que no se traducirán en contactos relevantes para mi negocio (también sugerimos la lectura del artículo “Cómo sacar mayor provecho de los contactos que recibes) y terminaré por concluir que mi campaña no fue lo que esperaba, lo cual es cierto ya que el dinero invertido no rindió para tal fin.

Para este tipo de casos, no solo será importante elegir palabras positivas que identifiquen mi rubro como “empresa de seguridad” -entre otras- sino también determinar palabras negativas que tendrán la función de no mostrar mi auncio en el caso de ser mencionadas, como podría ser en este caso que contengan “trabajo”, ”empleo” o “personal”. De esta manera podré controlar con mayor eficacia cuándo mi anuncio hará su aparición, dando con un público más acertivo.

6. Identificación de oferta puntual

En algunas ocasiones, uno mismo se encuentra tan inmerso en su propio trabajo que no logra ver e identificar con claridad cuál es la oferta puntual que necesita exponer. Por ejemplo, un abogado puede tener su propio estudio de abogacía pero dedicarse exclusivamente a lo que es divorcios. Sin embargo, si al crear mi anuncio no indico como palabra clave “divorcio”, sino que lo hago más abarcativo colocando “abogados”, “estudio de abogados”, etc, es posible que mediante mi anuncio lleguen consultas relacionadas, por ejemplo, a delitos penales, tributarios, despido de empleados y muchas otras temáticas que un estudio de abogados podría abarcar.

Así es como no solo perderé un click (y dinero) sino que además perderé el tiempo en responder consultas que no suman a mi trabajo.

Para poner otro caso, una empresa que solo se dedica a la venta mayorista, si no aclara esto en su anuncio, de seguro recibirá preguntas de consumidores que quieren comprar por unidad y tampoco será útil para su campaña.

¿Cuál sería una buena práctica? Definir como primera instancia lo que quiero promocionar, ofrecer o vender y en base a eso armar mi anuncio enfocado en este punto. Lo esencial no será que la gente encuentre mi empresa sino que encuentre lo que busca, porque de nada serviría, como en el primer ejemplo mencionado, que encuentre mi estudio de abogados si luego no podré brindarle el servicio que necesita.

De esta manera, mi presupuesto estará más acotado, con foco en una oferta puntual y evitará que se desperdicie en clicks que no rendirán sus frutos.

7. Tiempo de aprendizaje y dedicación:

Como mencionamos anteriormente, absolutamente todo el mundo puede utilizar la plataforma de Google Ads, ya sea con mayor o menor presupuesto. Pero como sucede con todas las herramientas digitales, su utilización conlleva un proceso de aprendizaje y como todo proceso, esto insume tiempo. Es necesario adentrarse en el uso de la plataforma, entender cuál es el tipo de campaña adecuado y demás elementos necesarios para lograr una campaña exitosa.

Sabiendo que cualquier dueño de una PyME, negocio o profesional suele dedicar toda su atención a sus propias tareas de trabajo, es complejo a veces sumar esta dedicación al aprendizaje de implementar una campaña en Google. De ahí que muchas PyMEs y negocios, luego de hacer el intento, se ven frustrados al notar que los resultados no son los que esperaban.

Para esto, sugerimos contar con el apoyo de expertos especializados que sin duda lograrán optimizar su tiempo llegando a mejores resultados.

Luego de exponer estos puntos, es importante recalcar que no se desanimen al intentar implementar su campaña o estrategia de comunicación. Simplemente es bueno estar al tanto de los obstáculos con los que uno se puede encontrar para sortearlos con mayor facilidad. Y tal como mencionamos en el último punto, no olviden que existen expertos espacializados que siempre podrán colaborar con su objetivo, en algunos casos a muy bajo costo.

Los invitamos a ver cómo funciona la solución GEO by Engeni, dedicada a colaborar con PyMEs, negocios y profesionales de toda Latinoamérica. (Ver la nota “Tener tu lugar en internet. Tener tu lugar en Google”).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *