Storytelling: ¿Qué es y cómo usarlo para vender?

El storytelling es el uso de historias para vender e interpelar a potenciales interesados. En ese sentido, es importante saber cómo abordarlo para usarlo en el marketing de las pymes, saber por qué funciona y cómo empezar a ponerlo en práctica. Este recurso se basa en el uso de historias para vender, gracias a su enorme capacidad de persuasión. 
Puede suceder que elijas historias literales para así contarlas en un momento determinado de la venta. Sin embargo, no es sólo durante la venta cuando se usa esta táctica: siempre se cuenta una historia a través de nuestro producto, nuestro negocio y nuestro marketing, aunque no siempre se de cuenta de eso. Lo más importante sobre el storytelling en marketing es esto: siempre estamos contando una historia. Así que mejor será que contemos la adecuada para vender más.

El storytelling funciona porque es una venta que involucra un proceso emocional. Por eso es importante ser originales, crear emociones y no repetir frases o estrategias trilladas. Y para generar emociones, no hay nada mejor que contar una historia y que ésta pueda ser empática (o aspiracional, dependiendo la estrategia) con nuestro potencial audiencia.
Cuando se trata de marketing y venta directa, las historias más acertadas son las de “antes y después”. Es la técnica más efectiva para concretar una venta, y por eso es necesario dominar por completo esta forma de contar, ya que se mostrarán dos aspectos, dos lados opuestos, y eso despertará interés en el potencial cliente, ya que se sentirá identificado con el protagonista. 
Por ejemplo, si tu empresa se dedica a hacer reformas del hogar, podés mostrar una casa en estado ruinoso. Luego, presentás cómo quedó el lugar después de tus servicios:una casa linda, prolija, renovada. Nuevamente despertarás emociones en el cliente.
De todas maneras no siempre tienen que ser imágenes, la historia puede contarse verbalmente, o puede ser escrita. Sin embargo, es recomendable reforzarla con elementos visuales. 

El objetivo de la historia de “antes y después” es que el cliente vea en su cabeza cómo se aplica todo eso en su caso. Las historias que nos creamos en nuestra cabeza son las que nos convencen para comprar, al despertar las emociones adecuadas.
Cuando te muestran una casa y te dicen que proyectes cómo quedaría tu habitación, y lo hacés, vas generando emociones y querés conseguir esa casa si las que afloran son lo bastante atractivas.

Es muy difícil convencer a nuestra potencial audiencia de que adquiera nuestro producto o servicio. Por eso, el objetivo de persuadir con el storytelling en Marketing es crear historias lo bastante buenas como para que sea el cliente quien se se convence a sí mismo.

¿Cuál es el rol de las Pymes en RRSS?

Internet cuenta con más de 4 mil millones de usuarios, de los cuales más de 3 mil millones están activos en redes sociales. Se estima que el 80% de las Pymes está conectada a las redes. Tener una presencia activa en las redes y contar con una comunidad de seguidores es imprescindible para el éxito a mediano y largo plazo. Contar con una estrategia digital elaborada por un profesional, permitirá conseguir los seguidores/clientes y ofrecer contenido relevante. 

Las empresas que lograron aumentar sus ventas mediante redes sociales, dedican al menos ocho horas de trabajo semanales a estas plataformas. Por este motivo, te brindamos algunos tips para alcanzar el éxito de tu negocio en canales sociales: 

  • Establecer un objetivo: tener seguidores es uno de los primeros objetivos. Si la pauta publicitaria de tu página escapa de tu presupuesto, se recomienda enviar un correo electrónico a tu lista de contactos sobre la cuenta que creaste. La difusión por parte de clientes y empleados nunca está demás. Sumado a esto, es probable que esos seguidores sean relevantes para tu negocio. 
  • Registrarse como una cuenta de negocios: una vez que registres tu empresa de esta forma, vas tener acceso a funciones y métricas que una cuenta personal no posee. Estas estadísticas pueden ser útiles para medir la efectividad de tu estrategia. Cabe agregar que las cuentas de negocios permiten a los clientes llamar, enviar mails o visitar tu landing page a través de tu perfil en las redes. 
  • Crear contenido de calidad: en Argentina, el 79% de los usuarios dedican -en promedio- 4 horas diarias a las redes sociales, ya sea desde un smartphone o desde una computadora. Entonces, es importante crear contenido de calidad, hablar sobre tu producto o servicio y sus características, sus beneficios, ofertas o cualquier novedad que sea atractiva y útil para tus clientes. Lograrás que hablen de tu negocio, y cuanto más lo hagan, más crecerá tu exposición en internet.
  • Usar hashtags: un hashtag es una palabra o serie de palabras precedidos por el signo numeral. Son una herramienta de comunicación que otorgan mayor visibilidad a una publicación en una red social, permitiendo que otros usuarios puedan darle un seguimiento a eventos, campañas, noticias o acontecimientos. Además, estas etiquetas contribuyen al algoritmo que determina el rango de las publicaciones que ayudan con el posicionamiento web. Siempre que haya una tendencia relacionada a tu rubro, es positivo compartir la opinión o noticias relacionadas con ella y etiquetarlo con un hashtag relevante, ya que son muy efectivos para llegar a un amplio espectro de personas.
  •  Organizar sorteos o eventos: son trucos eficaces para atraer a tu audiencia. Una vez anunciado, se recomienda cierta constancia diaria para difundir estos acontecimientos, ya que genera publicidad. 
  • Interacción: además de publicar noticias, ofertas o sorteos, interactuar con tus seguidores y con marcas populares es una forma poderosa de fidelizar clientes. El desarrollo de relaciones significativas con tus seguidores pueden impulsar tu perfil. 

A medida que tu presencia en redes sociales crezca, estas técnicas evolucionarán. Invertir en crear contenido original (e impulsar su difusión con algo de inversión)  y contar con servicios de expertos en el ámbito digital será de vital importancia.  

Por qué tu Pyme necesita presencia Digital para Pymes

El surgimiento de Internet creó un terreno propicio para las Pymes en cuanto  a la promoción de productos y servicios. Además, dio lugar a un canal rápido y efectivo para generar un medio de atención al cliente. Tener presencia digital se transformó en una necesidad al momento de ser competitivos y atraer clientes potenciales. 

Si todavía no apostaste por instalar tu negocio en el mundo digital, te contamos por qué es importante estar en Internet:  

-Información: ¿quién no acudió a Google para investigar sobre un producto o servicio? Es una especie de enorme biblioteca donde podés encontrar casi todo, en apenas unas centésimas de segundo. Dentro de la empresa es posible llegar mucho más allá aprovechando la gran cantidad de informes, estudios y recursos.

-Una tienda sin horario de cierre: una landing page está disponible las 24 horas del día, todos los días. Al estar en Internet, el usuario podrá encontrar -en cualquier momento del día- tu producto o servicio, como así también la forma de adquirirlo o solicitar más información. 

-Redes Sociales: el uso de redes sociales amplía la posibilidad de una venta. Una marca puede dar a conocer sus productos a miles de usuarios en poco tiempo y con una baja inversión. 

-Comunicación con clientes y proveedores: Internet es un medio de comunicación entre la empresa y sus clientes o sus proveedores. La gran mayoría de empresas ya cuenta con un correo electrónico propio, pero las ventajas de internet para el contacto con proveedores y clientes van mucho más allá.

Para que tu Pyme tenga presencia digital, se necesita una estrategia de marketing online. Esto implicará distintos objetivos dependiendo de cada caso. Por ejemplo, optimizar tu página, generar contenidos  de interés para tus potenciales clientes, y/o participar activamente en redes sociales. 

Además, a través del marketing digital se cuida la reputación online de la marca, transmitiendo una imagen positiva de la empresa y monitoreando en todo momento lo que se dice sobre tu Pyme en la web. Con una estrategia digital en marcha, los usuarios relacionarán la presencia online de tu Pyme con su reputación. Es decir, se acentúa la confianza hacia una empresa que cuenta con redes sociales, o que aparece en Google, en contraposición a aquella que deja a un lado estos recursos. 

Es recomendable asesorarse profesionalmente, un experto sabrá orientar tu negocio en función de las necesidades de tu marca y del presupuesto disponible. En GEO podemos ayudarte con algunos de estos puntos. No dudes en contactarnos. 

Facebook o Instagram: ¿qué red social es la adecuada para tu empresa?


Las Redes Sociales son la clave para las PYMES que buscan fortalecer sus relaciones con los clientes de una forma atractiva. Difundir contenidos y la “publicidad” del boca en boca de las redes son herramientas esenciales para ganar nuevas oportunidades de ventas y crear notoriedad e imagen de marca. La mejor alternativa es estar y participar activamente en las cuentas de nuestra empresa, pero ¿cuál es la plataforma social más conveniente para nuestro negocio?

Facebook e Instagram son canales de comunicación y de contacto que posibilitan, por un lado, el primer contacto entre la empresa y el potencial cliente; y por otro lado, gestionar la relación post-venta. Sin embargo, no existen fórmulas mágicas con estas dos plataformas. Hay que tener en cuenta que cada una sirve a un fin y llega a un tipo de público, por lo que la clave es elegir la que mejor complemente al tipo de producto o servicio que tu negocio ofrece.

Para elegir si darle prioridad a una página de Facebook o Instagram, es fundamental identificar a “tu cliente ideal”. Este tipo de usuario se puede determinar con información verídica y conjeturas basadas sobre datos demográficos, motivaciones, necesidades, valores y preocupaciones. Esto te permitirá no sólo conquistar a los seguidores adecuados sino también hacerlo en las redes donde se encuentran realmente.
Supuesto esto, ni Facebook ni Instagram son iguales, porque los usuarios buscan diferentes cosas en cada una:

Facebook: actualmente tiene dos mil millones de usuarios activos cada mes, y las personas que navegan en esta red buscan entretenimiento y comunidad. Llega a generaciones de hombres y mujeres tanto jóvenes como audiencias mayores. Dentro de sus utilidades, la plataforma creada por Mark Zuckerberg permite generar relaciones más dinámicas con los clientes, actualizaciones detalladas y se puede usar el perfil de tu negocio como una extensión de tu landing page.
Sumado a esto, Facebook sigue siendo la más habitual entre los equipos de cualquier empresa. Y, por esto, aprender a manejarla y sacarle provecho no supone un esfuerzo tan grande para un trabajador, ya que está familiarizado con la red.
No obstante, si bien aprender a manejarla presupone un menor esfuerzo, las etapas iniciales de tu Fan Page requiere una mayor inversión de tiempo. Al principio, a sus potenciales clientes les gustará seguir su página. Pero, pasadas unas semanas, habrá que tener presente una estrategia comunicacional y ofrecer nuevos contenidos para generar una presencia en la red.

Instagram: es una plataforma que ofrece al usuario una experiencia estrictamente visual, ya que se basa en fotos y videos cortos. Está dominada por una audiencia más joven, generalmente millenials o Generación Z, aunque hay usuarios mayores, pero son minoría.
Esta red ayuda a incrementar el conocimiento de su marca. El uso de hashtags es muy popular, y es una de las fortalezas que tu negocio puede usar para que más audiencia lo encuentre. Asimismo, Instagram ha incorporado nuevas actualizaciones: stories, IGTV, reposts, herramientas que pueden ayudar a mostrar novedades, servicios, productos y eventos de tu empresa.
A pesar de estas ventajas, si buscás establecer tu negocio en esta red social, cabe mencionar que es más difícil generar tráfico a tu sitio web – a diferencia de Facebook-. Esto se debe a que Instagram aún no ha llegado al punto de permitir vínculos para dar un clic dentro de sus publicaciones. La plataforma sólo cuenta con la opción de agregar un link a su biografía. Y en el caso de stories, se puede direccionar tráfico con la opción “ver más”, aunque es una herramienta disponible sólo para cuentas que tengan 10mil seguidores o más.


Efectivamente, ninguna red social es mejor que otra. Tanto Facebook como Instagram tienen fortalezas y debilidades. Lo importante es saber cuál de las dos plataformas se puede alinear mejor con los objetivos y metas de tu negocio.


Landing Page: ¿qué es y cómo funciona?

Las pequeñas y medianas empresas encuentran en el ciberespacio una estrategia digital importante para poder competir con grandes multinacionales. Una landing page es una herramienta fundamental de esta estrategia, es un sitio web al que queremos que un potencial cliente se dirija para realizar una determinada acción.

Una landing page, o página de aterrizaje, es un sitio diseñado con un objetivo único y particular, como puede ser convertir visitantes en leads (datos de potenciales clientes). Y, que esta landing esté bien posicionada en los motores de búsqueda, -como Google- es clave para obtener buenos resultados.

La construcción de esta herramienta está definida por un conjunto de elementos que puedan hacer de tu página una conversión de usuarios a potenciales clientes. Uno de los primeros elementos a tener en cuenta es el título. Éste debe debe ser llamativo, y a continuación se aconseja mostrar las ventajas o beneficios del producto o servicio en cuestión, siempre haciéndolo de forma breve y sencilla. Es importante también incluir un Call To Action (CTA) o “Llamado a realizar una Acción”  , mediante el uso de verbos cautivadores que le digan al usuario los pasos a seguir (Consultar, Enviar, Comprar, Cotizar, etc)

Existen varios tipos de landing pages que pueden crearse a través de una estrategia de marketing, dependiendo de la finalidad de cada empresa:

  1. Landing Page Viral: tiene como objetivo captar la atención acerca del producto o servicio ofrecido, usando recursos llamativos como videos o juegos.
  2. Landing Page Microsite: fusiona las características de sitio corporativo y landing page. Su estructura es parecida a una página web pero se presenta de una forma más sencilla para facilitar la interacción del potencial cliente. Generalmente es utilizada para campañas que conlleven un poco más de información, como un evento o estreno.
  3. Landing Page de Producto: describe toda la información posible acerca de un producto o servicio específico. Se utiliza para aumentar la confianza del consumidor ofreciéndole todos los detalles que necesita para realizar una compra segura.
  4. Click-through: es la página más básica y con una estructura sencilla. Se aplica para intentar convencer al potencial comprador de que adquiera un producto o servicio. Cuenta con un botón para persuadir al usuario a que busque más información.
  5. Landing page de captura de leads: este tipo de página busca obtener los datos del usuario por medio de un formulario.

Aunque las estructuras puedan variar, el objetivo primordial de esta herramienta digital es convertir a un visitante en algo más. Para ello, los consejos mencionados anteriormente pueden servirte de mucha utilidad. Sin embargo, el asesoramiento de un experto y trabajar cotidianamente en mejorar tu página, es lo que te permitirá captar una mayor cantidad de leads y, probablemente, aumentar tus ventas.

Visibilidad en Internet para tu Negocio

Una de las ventajas más importantes que ofrece Internet a las micro, pequeñas y medianas empresas, es la visibilidad.

¿Qué quiere decir esto? Que las llamadas PYMES, hace un par de años sólo contaban con un mercado acotado, por lo que les resultaba muy elevada la inversión necesaria para hacer publicidad. Sin embargo ahora, con el posicionamiento en Internet, pueden llegar a muchos más clientes con una inversión muy razonable y por sobre todo efectiva.

Tener presencia online consiste en poder ser mucho más visible para clientes y potenciales clientes. Este posicionamiento permite que ellos reconozcan nuestro negocio entre todas las que compiten en el sector, zona o región.

Tener una página web profesional facilita a las empresas más pequeñas a crecer aunque cuenten con menos recursos económicos que su competencia. Una web, como estrategia de marketing, puede marcar la diferencia (no lo decimos nosotros, sino las mismas PYMES en varios estudios internacionales).

Otra de las grandes ventajas de fusionar el mundo digital con una PYME es el crecimiento de la competitividad. En pocas palabras, se expande el alcance: su público puede estar en cualquier región, y puede estar buscando su producto o servicio en cualquier horario. Teniendo exposición en Internet, el horario y la zona para mostrar la oferta ya no es un problema. Los usuarios tienen acceso a precios, promociones y productos desde la comodidad de su hogar. Es decir, puede darse a conocer y lograr posicionarse sobre otras marcas e incluso marcas más grandes. Más aún, cuando uno hace publicidad en motores de búsqueda (como Google), uno puede anunciarse y mostrarse sólo cuando alguien está buscando su producto en la zona que uno tiene rango de acción. ¡Más específico imposible!

Sin dudas, que la visibilidad de una página en Internet es el primer paso para una estrategia en el ámbito digital. Podríamos hablar del posicionamiento y de muchas tácticas para conseguir más clientes.

En definitiva, su negocio en Internet tiene mucho más para ganar que para perder. Aprovechar estos beneficios dependerá de un correcto uso de las herramientas digitales. Aproveche y consiga más clientes a través de Internet. Hay varias maneras hacerlo para las PYMES, dedicarle tiempo y aprendizaje para hacerlo por mano propia, o solicitar ayuda. Hay muy buenas opciones en el mercado.