Paso a paso. Etapas para lograr una venta.

Un proceso de venta implica una serie de etapas desde el momento en que se  intenta captar la atención de un potencial cliente hasta que la transacción final se lleva a cabo.

Etapa 1: Atención

En esta primera instancia, debemos dedicarnos a captar la atención.  Tenemos que orientar a posibles clientes hacia el producto o servicio que tenemos para ofrecer; y que este potencial comprador esté necesitando y/o tenga el perfil para adquirirlo. Podemos hacerlo a través de tácticas diversas, pero todas deben estar relacionadas con el mismo objetivo: captar la atención de un consumidor calificado para nuestro producto o servicio.

Etapa 2: Interés

Una vez captada la atención de un potencial cliente, hay que despertar su interés.

¿Cómo? Mediante contenido relevante. Información directa, sencilla y sintética que demuestre que podemos ofrecerle lo que está buscando, necesitando o aspirando.

Etapa 3: Deseo

Si captamos la atención del posible cliente, y luego despertamos su interés, en esta etapa, el usuario experimentará el deseo de obtener el bien o servicio que nuestra marca o empresa ofrece.

Etapa 4: Acción

Si el potencial comprador atraviesa todas las etapas sin desistir, entonces llegaremos a la etapa de la acción. Es decir, donde ya está convencido de lo que desea adquirir, y por ende, se produce la compra del producto o servicio. Todo lo que siga será parte del proceso de post-venta.

¿Cómo evitar que tus mails caigan en spam?

Los correos electrónicos pueden ser un canal eficaz para llegar a los clientes. Sin embargo, los mails que enviamos pasan por una serie de filtros que producen que cada vez más mensajes terminen en la carpeta de spam. Para evitar estos problemas de entrega, se recomienda:

:: Prestar atención a la redacción: uno de los motivos que cataloga a un mensaje como “no deseado”, es el uso excesivo de mayúsculas, signos de admiración, interrogación, y el uso de símbolos y caracteres especiales.

:: Evitar ciertas palabras clave: se aconseja no usar términos como gratis, 100% gratis, rebaja, regalo, inversión gratis, gana por semana, gana dinero extra, entre otros.

:: No escribir un asunto extenso: los asuntos de más de 50 caracteres pueden marcarse como SPAM. Además, los primero 20 caracteres son los que captarán -o no- la atención del lector. Evitá el uso de símbolos y signos, especialmente este: $.

:: Equilibrar la cantidad de imágenes y texto: los filtros anti-spam detectan rápidamente si incluís tu mensaje dentro de una o varias imágenes. Así, los correos con una única fotografía o muchas, con poco texto,  pueden ser rápidamente marcados como no deseado. No obstante, existen plataformas que permiten usar plantillas prediseñadas que cumplen con los requisitos técnicos necesarios.

:: No agregar adjuntos en el mail: inserta un call to action o llamado a la acción que invite a los remitentes a descargar ese contenido.

:: Incluir en tu firma, tu dirección física y cómo darse de baja de esa lista de envío. Si tus mensajes de email marketing no tienen esa información, activarán los filtros de spam.

Es evidente que la forma más adecuada de asegurarse la llegada de mails,  es no hacer spam. Esto no sólo incrementará tus ventas, sino que dañará la reputación de tu marca.