¿Anunciar mi negocio en Redes Sociales o en Google?

En ocasiones surge esta difícil pregunta que probablemente muchos no sepan responder, sobre todo cuando no se conocen en profundidad las posibilidades que cada canal puede brindar a los usuarios.

Entendemos que a esta altura ya son cada vez más las PyMEs, emprendedores y profesionales que comprendieron la importancia de tener presencia en internet, sobre todo después de haber sido atravesados por la pandemia (ver también Cómo afectó el Covid-19 la oferta de productos y servicios online).

Sin embargo, lo que muchos no tienen claro es cómo lograr esa presencia digital de manera que la misma favorezca su negocio con la menor inversión posible.

Muchos creen que lo importante es simplemente estar presente y tener una imagen visible para posibles clientes. Esto sería de alguna manera “tener una vidriera digital”. Entonces deciden crear su perfil en las redes sociales (Facebook e Instagram como las más populares), publicar sus productos o hablar sobre sus servicios, inclusive algunos logran compartir contenido relevante para captar la atención de posibles consumidores.

Todo eso está bien. Es fundamental tener en cuenta que para captar audiencia y sumar seguidores, las publicaciones deben funcionar de manera organizada y con una buena gestión de contenidos, además de sostener un cuidado de la imagen del negocio y de dar respuesta a las consultas que de allí provengan. Por último también es importante saber que invertir en publicidad, es decir, destinar presupuesto a las publicaciones, es absolutamente necesario ya que un perfil en redes, en el que solo se publica contenido sin invertir dinero, en general no es suficiente para una Pyme.

Sin embargo, prestemos atención a lo siguiente. Según lo que acabamos de describir, lo que la empresa estaría haciendo al generar su perfil en las redes sociales y hacer allí publicidad de sus productos y servicios es generar un llamado de atención para que determinado público que se encuentre navegando por ellas, lo vea. Para llevarlo a un plano fuera de lo digital, es como si pusiéramos un local a la calle en una zona transitada del centro o de un centro comercial. Lo pondremos lindo, atractivo y trataremos de que llame la atención con una gran marquesina en la puerta para que cualquiera que pase, lo vea y se interese por entrar.

Esto resume de alguna manera lo que implica tener presencia en redes sociales, principalmente Facebook e Instagram. Excelente, como ya dijimos, todo eso vale la pena pero es importante analizar antes nuestra situación para ver si es por donde tenemos que empezar.

Ahora bien, pensemos qué pasaría si en un mundo imaginario, nosotros pudiéramos hacer llegar nuestro local a la casa, negocio u oficina de cualquier persona que estuviera buscando lo que nosotros ofrecemos. Supongamos, por ejemplo, que necesito buscar un centro médico para realizarme estudios de rutina, entonces mágicamente llega a mi domicilio un equipo de médicos que me ofrecen justo lo que estoy necesitando.

Bueno, en el plano de la realidad esto no existe. Pero en el mundo digital, hay herramientas que se le parecen mucho. ¿Por qué? Porque está comprobado que hoy en día, casi la totalidad de la gente que tiene acceso a internet, busca allí lo que necesita.

De esto se trata tener presencia en buscadores invirtiendo en publicidad. ¿Y dónde se realizan dichas búsquedas que mencionamos? el 96% de las mismas se concentran en Google (vean también nuestro artículo ¿Qué busca la gente en Google y cómo lo busca?).

Entonces, si nos ponemos a pensar, esta forma de poder acercarnos a la gente que está efectivamente buscando nuestra oferta, puede resultar aún mucho más efectiva que tener una hermosa vidriera e intentar que cualquiera se interese por ella ¿no lo creen?

En esto se centra la gran diferencia entre promocionar un perfil en redes sociales, (porque claro está que con solo tener el perfil no es suficiente, muchas veces necesita un impulso económico -invertir en pauta publicitaria- para que funcione) o destinar presupuesto a Google Ads (publicidad en Google).

Así es que volviendo a la pregunta inicial: “¿Anunciar mi negocio en Redes Sociales o en Google?”, podemos tener en cuenta algunos factores que ayudarán a tomar la decisión más adecuada:

  1. Definir el objetivo para nuestra la campaña digital: ¿Esperamos vender? ¿Necesitamos dar a conocer nuestros productos o servicios? ¿Pretendemos que se acerquen a nuestro negocio? ¿Ofrecemos la descarga de algún contenido? Estos son algunos ejemplos de los objetivos que una campaña digital podría tener y como verán, son muy diversos. Por eso es que definirlo es de gran ayuda para dar con la solución más atinada.
  • Tener en claro qué tipo de producto ofrezco: ¿Se trata de un producto de venta masiva? ¿Apunta, por el contrario, a un segmento muy específico, por ejemplo, repuestos para maquinaria industrial? ¿Es un producto que permite ser entregado o hay que ir a consumirlo a cierto lugar? ¿Se puede brindar el servicio de manera virtual? ¿Incluye suscripción?
  • Definir a nuestros potenciales clientes: ¿Dónde podemos encontrar virtualmente al cliente tipo al que apuntamos? Y más importante, ¿cómo lo puedo identificar virtualmente? En base a lo que busca, o en base a lo que hace en el ciber espacio, en base a sus gustos y características personales, por ejemplo.

Para comprender cómo estos 3 aspectos pueden ayudarnos a definir nuestra estrategia de inversión en una campaña digital, veamos algunos ejemplos:

Tenemos a Margarita, que se dedica a vender vendas para sellar caños y tuberías industriales que transportan cualquier tipo de líquido.

  1. El objetivo de Margarita: vender vendas.
  2. Tipo de producto/servicio: vendas que apuntan a usuarios específicos del ámbito industrial o mantenimiento de instalaciones, con entrega a todo el país.
  3. Su potencial cliente: jefes/gerentes de plantas industriales, personal de mantenimiento de edificios o instalaciones comerciales, distribuidores de insumos para plomería, ferreterías industriales, entre otros. Difícilmente sepamos sus movimientos en redes sociales o conozcamos sus perfiles de Facebook o Instagram, pero seguramente buscarán lo que necesitan en internet.

Identificando esta información, la conclusión es sencilla: Margarita tiene que encontrar a las personas del perfil mencionado que se encuentren en la búsqueda de solucionar un problema de fuga de líquidos en sus tuberías o que se estén preguntando cómo sellar una cañería. Y también, por supuesto, a aquellos que específicamente estén buscando vendas para cañerías.

Dicho lo anterior, el principal medio a elegir para su campaña deberían ser anuncios en el motor de búsqueda de Google, de manera que su propuesta aparezca en el momento en el que la estén necesitando, llevándolos directamente a su página web o landing page (si aún no lo leyeron, vean nuestro artículo ¿Qué es y para qué sirve una “landing page”?).

De esta manera ella logrará identificar a su potencial comprador y optimizará el gasto de publicidad.

Por otro lado tenemos a Carlos, que tiene un emprendimiento de marroquinería y accesorios de cuero vacuno (bolsos, mochilas, cinturones, carteras, entre otros).

  1. El objetivo de Carlos: dar a conocer sus productos de cuero y vender.
  2. Tipo de producto/servicio: productos y accesorios de cuero artesanales, pedidos y modelos a medida, con entregas a todo el país.
  3. Su potencial cliente: hombre y mujeres, de 30 años en adelante, con interés en productos de este tipo en cuanto a calidad, terminación y que puedan elegir y hasta diseñar sus modelos.

Analizando la información que Carlos tiene definida para su negocio, podemos decir que él debería salir a buscar a su público más allá de que alguien lo pueda estar buscando.

Carlos ofrece un producto que se puede catalogar como “moda” y es algo ideal para mostrar a mucha gente más allá de que tengan la necesidad de comprarlo o no. Justamente, en este caso Carlos debe captar la atención y generar esa necesidad de tenerlo. ¿Y qué mejor que usar redes como Facebook e Instagram para eso?

En estas redes podemos hacer anuncios gráficos (con imágenes), y mostrarlos a personas que se clasifican como interesados en moda, diseño, productos naturales, con determina edad, en determinadas zonas y demás variables que ayudarán a Carlos a su marca sea visible para su público objetivo. Este tipo de campañas publicitarias le permitirá dar a conocer sus productos de manera masiva a ese segmento en especial, generar interés, conversaciones por su perfil en las redes e ir generando ventas.

De esta manera, esperamos haber sido ayuda para responder a la pregunta que da motivo a este artículo y que así puedan identificar en cada caso, cuál será la mejor estrategia para hacer crecer su negocio.

One thought to “¿Anunciar mi negocio en Redes Sociales o en Google?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *