Cómo dos pymes tradicionales sacaron provecho del marketing online

¿Cómo transformar una empresa tradicional en un negocio que saque máximo provecho del marketing online? En este artículo veremos dos pymes mexicanas cuentan cómo llevaron su negocio a la era digital.

Weblens.mx y Costalesymas.com son dos emprendimientos familiares que decidieron afrontar el desafío de transformar su negocio y generar nuevos ingresos gracias a una nueva forma de comunicación con sus clientes. ¿El secreto? Animarse a incorporar el marketing online en sus estrategias para posicionar sus empresas en un nuevo mundo: el digital.

El caso Weblens.mx

“Al principio me parecía algo muy amplio”, admite Abel López, el padre, acostumbrado a una óptica tradicional, donde la gente visita el local, se prueba los lentes y los puede comprar, en la tienda, ¿dónde más?

Cuando su hijo, Román, decidió crear la primera óptica por Internet en México, era importante que la nueva estrategia permitiera a los clientes comprar rápido y barato, pero sin descuidar el profesionalismo y el trato personal.

Así fue que gracias a las posibilidades que brinda la Web y sobre todo a las herramientas Google, el camino resultaba claro: revolucionar la empresa familiar incluyendo digital entre las principales herramientas para llegar a su clientela.

“Nos dimos cuenta que cada vez más gente estaba buscando lentes por Internet. Y así fue que decidimos utilizar AdWords para acercarnos a los consumidores. Era esencial: teníamos que estar presentes en la mente del consumidor”, cuenta Román. Una de las claves de la publicidad online es esa: las extensiones y los formatos de los anuncios de Google son muy variados, permiten utilizar contenido enriquecido y llegar en el momento justo en que los usuarios buscan información sobre un producto en Google.

Hoy en día Weblens.mx está consolidado como un servicio que, pese a funcionar únicamente por Internet, tiene un servicio personalizado de atención a domicilio, con profesionales que sugieren a sus clientes qué armazones comprar. ¿Y dónde se dan a conocer? Lo hacen en Internet, mediante publicidad dirigida a aquellos que están buscando nada más ni nada menos que lo que ellos tienen para ofrecer.

El caso Costales y más

Alan Gordon es el administrador de Costales y más, una empresa mexicana dedicada a la fabricación, distribución y comercialización de costales, sacos, hilos y cables. Fundada por su abuela y luego heredada por su padre, hoy es su turno. “Mi papá me pidió que trajera nuevos clientes, que abriera nuevos horizontes. Teníamos una página de Internet pero nadie la encontraba… ¡ni siquiera yo!”, admite.

El principal objetivo, entonces, se convirtió en cómo hacer para que la información de la empresa llegara a nuevos interesados y potenciales clientes. “Por eso Google AdWords fue una buena solución porque me trajo nuevos clientes y proveedores”, señala. De 5 llamados diarios pasaron a 20. “AdWords trae el primer contacto con el cliente y ya después todo queda en dar un buen servicio y la calidad del producto”, especifica.

A las campañas digitales, “las tienes que ver como una inversión y no como un gasto”. Y de hecho no tardan en verse los resultados gracias a las funciones de administración de campañas de Google que permiten maximizar la eficiencia, orientarse al público y aumentar las conversiones en línea o el tráfico en las tiendas.

Los datos que brinda la herramienta permiten medir y rastrear de manera precisa el rendimiento de las campañas con informes detallados, lo que permite maximizar el retorno de la inversión (ROI).

Gordon aconseja: “Inviertan, tengan paciencia, den un buen servicio y calidad en sus productos y todo va a funcionar perfecto. El mundo de Internet es gigante, nosotros somos pequeños pero Google AdWords nos hace vernos un poco más grandes”.

Las nuevas generaciones están modificando la forma de hacer negocios utilizando las herramientas de Google. Ya no hay que ser una empresa con miles de empleados para lograr llegar a los nuevos consumidores, las pymes de hoy demuestran que sólo es necesario dar cuenta de herramientas que se encuentran al alcance de todos. Después todo dependerá de la atención al cliente y del producto, claro.

Créditos: Think with Google